17/07/2008

Uribe et le CICR

Les lecteurs hispanophones trouveront ci-dessous la déclaration intégrale du Président de la république colombienne, suivie du communiqué du CICR, à Bogota qui lui a répondu sur ce que l'on pourrait appeler le ton de l'apaisement.

Il en ressort plusieurs points importants, que je vous résume:

Le Président et les chefs de l'armée, en autorisant l'opération avaient expressément interdit l'usage de sigles ou de références à des organisations existantes, notamment le CICR. Une organisation factice a même été créée spécialement pour l'occasion, avec ligne de téléphone et site Internet.

Aucun des soldats participants à l'opération n'était armé.

Malheureusement, l'un des officiers participants, inquiet devant la quantité de guerilleros en armes autour de l'hélioptère, a endossé un gilet arborant les emblèmes du CICR qu'il avait amené avec lui dans son sac, contrevenant aux ordres.

Ceci explique les démentis formels dans un premier temps, car les chefs de l'Armée et le Gouvernement partaient du principe que leurs ordres avaient été suivis, jusqu'à ce qu'une enquête interne révèle la vérité. 

Le Président Uribe a présenté personnellement ses excuses et celles de son Gouvernement à la délégation du CICR à Bogota.  

Le Président Uribe tient à rappeler à tous les représentants des Forces armées du pays que la politique de sécurité démocratique doit rester dans le strict cadre de la légalité et totalement transparente.  Il assume cependant la responsabilité de l'erreur commise par un homme placé sous ses ordres. Une erreur grave, car la Colombie veut et doit respecter les droits de l'homme et cet acte rejaillit de manière négative sur le pays et sur toute l'opération.

Une opération qui en dehors de cela est un succès éclatant et envoie le signal clair que si le Gouvernement veut la libération des séquestrés, il ne souhaite pas faire couler le sang. C'est un message à l'égard des FARC, les invitant à réfléchir à la paix.

Compte tenu de tout cela, le Président demande aux participants à l'opération de pardonner à leur compagnon, qui a failli dans des conditions délicates. Son nom ne sera pas révélé.

De son côté, le CICR rapelle que son emblême et son identitié ne doivent en aucun cas être utilisés de manière abusive, et qu'il lui incombe de rester neutre et impartial pour conserver la confiance de toutes les parties en conflit.

 

   

 


 

 

Julio 16

 

 

Declaración del Presidente Álvaro Uribe Vélez sobre la ‘Operación Jaque’

Bogotá, 15 jul (SP). “Antes de referirme con gratitud y con entusiasmo a los temas para los cuales generosamente nos ha convocado el señor Gobernador (de Cundinamarca, Andrés Gonzalez) esta mañana, permítanme expresar al mundo, a la comunidad nacional e internacional, la opinión del Gobierno de Colombia sobre el tema de uso de emblemas en la ‘Operación Jaque’.

La ‘Operación Jaque’ fue concebida, planeada y ejecutada con el fin de rescatar a Ingrid Betancourt, tres estadounidenses también secuestrados y 11 soldados y policías. Algunos llevaban más de 10 años en poder de los captores de las Farc.

La operación se autorizó, porque existía un riesgo mínimo para la vida de los secuestrados. Ninguno de los integrantes del equipo del Ejército que realizó la operación, ninguno fue armado, con el fin de evitar cualquier intercambio de disparos. Recordamos, no hubo disparos.

También quiero recordar que los guerrilleros que quedaron en tierra, contra ellos no se hizo un solo disparo. Se respetó su vida totalmente, como estaba definido en el planeamiento de la operación.

Para la operación se estableció una fachada de una misión humanitaria internacional ficticia, con una página web y una línea telefónica, y se dieron órdenes claras y perentorias, a lo largo del planeamiento de la operación, que no se suplantaran organizaciones humanitarias internacionales.

El Ministro de Defensa (Juan Manuel Santos), el general Freddy Padilla (de León) Comandante General (de las Fuerzas Militares), el general (Mario) Montoya (Comandante del Ejército) y mi persona, en las previas reuniones de planeamiento para autorizar la operación, definimos, claramente, que no se podían suplantar organismos internacionales humanitarios.

Luego de noticias de prensa sobre la supuesta aparición de un emblema de la Cruz Roja Internacional, se ordenó una investigación interna.

Fui informado, al atardecer del día lunes (14 de julio), cuando regresábamos de un Consejo de Seguridad en la ciudad de Nieva, y se me confirmó la información esta mañana sobre el resultado de la investigación.

Esa investigación dio como resultado que un oficial, equivocadamente y contrariando las órdenes dadas, reconoció que producto de su nerviosismo, al observar la cantidad de guerrilleros armados alrededor del helicóptero, se puso sobre su chaleco un peto de tela que llevaba el símbolo del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Este oficial, al confesarle ese error a los Altos Mandos, ha dicho que cuando el helicóptero se aprestaba a aterrizar, el vio tal cantidad de guerrilleros, que se puso en una situación de mucho nerviosismo, que temió por su vida y que sacó el pedazo de tela con los símbolos del Comité Internacional de la Cruz Roja, que llevaba en su bolsillo, y lo puso sobre su chaleco.

Lamentamos que esto hubiera ocurrido.

El Ministro de la Defensa, doctor Juan Manuel Santos, y los Altos Mandos se reunieron esta mañana con el representante del Comité Internacional de la Cruz Roja, para darle las explicaciones y presentarle las disculpas.

El Ministro de la Defensa no nos acompaña en este acto, porque ha debido cuidar su salud por un principio de neumonía.

He solicitado al general Freddy Padilla de León (Comandante General de las Fuerzas Militares), después de las investigaciones jurídicas, que dada la circunstancia de que nuestros hombres no iban armados, no dispararon, no podían hacerlo, los grupos contingentes que teníamos cerca no dispararon contra los guerrilleros que quedaron en tierra, dado el hecho de que el oficial ha reconocido ante sus superiores el error que cometió y dados otros elementos jurídicos, no lo debemos sancionar. Asumo la responsabilidad.

Le vamos a pedir, sí, a este oficial, que tenga un gesto de valor y le pida a sus compañeros de operación que le perdonen. Que así como nosotros, en el Gobierno, pedimos al Comité Internacional de la Cruz Roja que nos perdone, él también lo haga. Por respeto a nuestras Fuerzas Armadas que adelantaron esa operación sin disparar, con total cuidado para preservar la vida de los secuestrados y también para dar una señal en el respeto a la vida de los secuestradores, por respeto a nuestras Fuerzas Armadas pido que el nombre del oficial que cometió ese error, se mantenga en reserva, para no afectar su carrera y para premiar su capacidad de decir la verdad.

El señor Vicepresidente de la República (Francisco Santos), esta mañana, desde el extranjero, dijo que no se habían portado estos emblemas, como lo he dicho yo en varias ocasiones, porque era la orden, era lo definido.

He llamado ya al señor Vicepresidente a decirle el resultado de esta investigación.

También el Comandante de la Policía, el señor general Óscar Naranjo, al entrar esta mañana a este recinto expresó lo mismo. No sabía el resultado de la investigación y yo, al saludarlo aquí, le dije: ‘General, hay esta investigación y se le va a contar al mundo y a la Patria’.

Llamo a todos los soldados y policías de la Patria para que honremos la Seguridad Democrática; demos motivos de orgullo a nuestros compatriotas, con una Seguridad Democrática eficaz y totalmente transparente.

Que este error sea un motivo de reflexión para que en Colombia haya un compromiso de total respeto a los derechos humanos.

Como Presidente de la República, Comandante Constitucional de las Fuerzas Armadas; responsable, en última instancia, de la ‘Operación Jaque’, asumo la responsabilidad política por este error.

Y pido que se tenga en cuenta que no era una operación de ataque, sino de rescate. Que fue una operación en la cual se definió no disparar un tiro. Que fue una operación en la cual, al éxito del rescate de los secuestrados, se sumó el éxito de no haber disparado contra los terroristas que quedaron en tierra, para dar unas señales claras, que queríamos la liberación de los secuestrados, que no buscábamos sangre. Que queríamos proteger la vida de quienes allí quedan como secuestrados y que queríamos enviar un mensaje a las Farc, que queremos eliminar el secuestro y el terrorismo y que queremos que las Farc reflexionen sobre la paz.

Da más tranquilidad decir la verdad que permitir la especulación, sobre todo cuando los Altos Mandos y el Ministro (de Defensa) han conocido la verdad, que me la han transmitido.

La Política de Seguridad Democrática se honra más admitiendo la verdad que eludiéndola. En los términos dichos, asumimos la responsabilidad y pedimos a las Fuerzas Armadas de Colombia corregir y avanzar.

Muchos compatriotas me han preguntado: ‘¿Y usted por qué asume las responsabilidades? Es la única manera de construir confianza. Si el Presidente de la República, Comandante de las Fuerzas Armadas, no asume las responsabilidades, no se crea, en las Fuerzas Armadas y en cada uno de los integrantes, ese acervo de confianza que se requiere para que tomen estas iniciativas y para darle, definitivamente, la paz a Colombia”.

 

 

 

 

 

       

 


 

Comunicado de Prensa de la Cruz Roja

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) toma nota de la declaración del Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, según la cual reconoce que un oficial de la Fuerza Pública que participó en la operación 'Jaque', portó un peto con el logo del CICR y el emblema de la Cruz Roja. 

Como guardián del derecho internacional humanitario (DIH), el CICR recuerda que el uso del emblema de la Cruz Roja está específicamente reglamentado por los convenios de Ginebra y sus protocolos adicionales. El emblema de la Cruz Roja tiene que ser respetado en todas circunstancias y no puede ser usado de manera abusiva.

Además, el CICR reitera la importancia del respeto del emblema de la Cruz Roja como un signo protector que permite a sus representantes acceder a las zonas más afectadas por el conflicto armado y llevar a cabo sus actividades de protección y de asistencia a sus víctimas.  El CICR, organización humanitaria neutral e imparcial, debe tener la confianza de todas las partes en conflicto para llevar a cabo su acción humanitaria.

Bogotá, D.C., 16 de julio de 2008

 

Les commentaires sont fermés.